Tengo miedo

Recientemente he visto muchos mensajes que dicen “hazlo y si te da miedo, hazlo con miedo”, un mensaje como para sacar coraje. Me gusta el mensaje, pero y si, te preguntarás que existe detrás de ese miedo.

Recuerdo que hace quince años, a punto de entrar al quirófano, me invadió un miedo brutal, a tal grado que por mi mente paso la idea de arrancarme el suero, saltar de la camilla y salir corriendo del hospital, aún en esa nada atractiva bata (estoy segura que a varios les ha pasado algo similar), confieso que me sorprendió mucho descubrirme sintiéndolo.

En las semanas previas a mi llegada al quirófano recuerdo vagamente haberlo sentido pero de inmediato me hice la fuerte y continué adelante con las visitas a los doctores, análisis clínicos y las llamadas al hospital. Me estaba haciendo cargo de la situación como si estuviera haciendo un presupuesto (algo habitual en mi trabajo de Contadora); era tal mi diligencia que incluso no pedí ayuda y la mayor parte del proceso lo transite sola. Yo a mis treinta y cinco años, una mujer independiente y exitosa estaba abordando sola una tarea más para demostrarle al mundo de lo que era capaz y además sobreponiéndome al miedo (jeje ya sabes, los treintas).

En aquel momento en el que me invadió el miedo llego el camillero, me pusieron la anestesia y pasaron seis horas más para que saliera de la operación y despertará con la noticia más aterradora que he recibido en mi historia. Me informaron que habían extirpado un tumor canceroso y había que esperar los resultados para ver si no se había esparcido y lo que sentí en ese momento fue una gran enojo. Al día siguiente me levante diciéndome que si este era el siguiente reto lo iba a afrontar y que lo haría aun teniendo miedo, si eso era necesario.

TENGO MIEDO

Afortunadamente los análisis arrojaron que el tumor no se había esparcido y continúe con mi recuperación, lo más pronto que pude deje la casa de mis padres donde me estaban apoyando y regresé a mi casa, así como a mi vida normal.

Hoy a quince años de distancia, por primera vez estoy pensando en ese miedo, comprendiendo que me aterraba la vulnerabilidad a la que estuve expuesta y a vincularme con otros. Quizá si en ese momento me hubiera sentado a sentirlo, a contactar con él, a preguntarle qué me estaba mostrando no me hubiera pasado la siguiente década haciéndome la mujer fuerte, la que no necesita de nadie, a evadir vínculos, a no pedir ayuda y a desconocer la fortaleza de la vulnerabilidad.

Hoy cuando tengo miedo le abro la puerta y lo invito a pasar para charlar e identificar para que vino a visitarme, para conocer qué viene detrás de él y como puedo solventarlo. Hoy ya no lo ignoro, he descubierto que él puede decirme mucho más de mí que el mismo espejo y que puede mostrarme en que puedo hacerlo diferente para caminar más ligera y plena en la vida.

¿Y si le preguntas a tus miedos?

¿Y si…si?

6 comentarios en “Tengo miedo

  1. Virginia dijo:

    Adri… wowww… no tenía ni idea que habías pasado por esa experiencia. Me alegro que todo haya salido bien.

    Me encantó este post y la reflexión de preguntarle al “miedo” porqué viene a visitarnos.

    Te envío un abrazo enorme!

    Le gusta a 1 persona

  2. Belkis dijo:

    Esto de revisar que siento y darme cuenta de la emoción del momento es toda una experiencia para mi. Todo un viaje haci adentro, gracias por compartir y así darme cuenta q somos varios los que estamos en eso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s