Mi timidez conviviendo en un evento

Acabo de pasar tres días en un evento de negocios digitales. Previo al evento dude mucho de participar, por un tema de agenda y por tener que pasar esos tres días rodeada de gente que no conocía y con la que tendría que convivir. Es posible que algunas personas no me ubiquen como alguien tímida y además introvertida, pero créanme que en el fondo aún me cuesta trabajo relacionarme.

El universo confabuló a mi favor y mi hermana me regaló un boleto, así que atendiendo a las señales del universo, y ya sin excusas, asistí. Aún y cuando ella también estaría ahí, nuestros boletos eran de lugares distintos, así que no podríamos sentarnos juntas ni compartir la comida.

Imagínate que tan tímida soy que el día previo, cuando vi que la organizadora compartía historias del salón del evento, rápidamente ubiqué que me sentaría en la última fila cerca de la puerta, con suerte nadie se sentaría junto a mí (Sorry that´s me).

El primer día del evento acordé con mi hermana llegar temprano para desayunar y yo poder apartar mi lugar visualizado. Misión cumplida. Tuve mi lugar, el cual pude conservar todo el evento y rara vez alguien se sentó junto a mí. Ya una vez ahí hice esto:

Primero me di tiempo. Sé que el primer día me es complicado, requiero hacerme al lugar, al ambiente, para poder empezar a interactuar. Ese día necesito comer sola, ya para el último estaré en confianza de hacerlo con alguien más.

Sonreír. No sé abordar a la gente, así que sonrío y permito que los que los que si saben hacerlo se acerquen, y yo, tímidamente empiezo a escuchar y hacer algo de contacto.

Relajarme. Es de lo que más me cuesta, pero ponerme tensa no me permite moverme, esto también aplica para no aferrarme a quedarme junto a alguna persona conocida y que le resulte molesta.

Llevar la conversación a ellos. En esto soy bastante buena. Me pone incómoda hablar de mi con desconocidos, así que rápidamente llevo la conversación a ellos. Además, soy buena escuchando y generando confianza, lo que ayuda a que las personas me cuenten de ellas.

Confiar en que en espacios así estoy con gente como yo, por lo que en poco tiempo los conocidos pasan a un nivel de relacionamiento mayor. Al día dos yo ya abrazaba y saludaba cálidamente a gente que había conocido un día antes.

Acomodar expectativas. No voy a conocer ni hablar con el 100% de los participantes, no me convertiré en la referencia del evento, no tengo que lucir inteligente, es un evento y con conocer un par de personas, y confiando, esas personas serán las que tengo que conocer para aprender algo de ellas.

Y la verdad también darme espacios a solas, no solo la comida. En algún break salir a caminar o por una café, babosear un poco en el celular y no sentirme culpable por ello.

Al final el evento estuvo padrísimo, conocí a varias personas y me reencontré con algunas otras, lo mejor es que me divertí y lo disfruté, así, siendo tímida e introvertida. Me ayudo mucho el conocerme y darme la oportunidad de ser fiel a mi persona.

¿Y si te conoces y actúas en consecuencia?

¿Y si…sí?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.