Esto también pasará

Hace un año viví el duelo de dejar mi trabajo corporativo, tras treinta años de ser empleada migré a trabajar por mi cuenta, entre la separación y el arrancar algo nuevo pasé días complejos y sin mucho ánimo. Recuerdo poco de los altibajos de esas semanas, pero puedo evocar con claridad lo que aprendí de mí en ese tiempo.

Cuando se desató la crisis de influenza en México en 2009 yo me encontraba de vacaciones en Buenos Aires, Argentina, país que cerró fronteras a los mexicanos, sin poder salir a 7,388 km de mi casa sentí una ansiedad que tapé comiendo medialunas y papas hasta poder regresar unas semanas después.

En la distancia, cuando pienso en estos eventos siento que en el del viaje no aprendí nada, al tiempo que regresé volví a mis hábitos, en cambio de la segunda, en la que me permití sentir mis emociones, me observé, fui amable conmigo y hasta escribí dos posts de ello que me sirvieron para conocerme más y crecer.

Sí, ya sé, lo que estamos viviendo no se parece a nada de lo que hayamos vivido, para todos es nuestra primera pandemia, sin embargo, esta es una crisis y como tal podemos tomar la decisión de pasarla de largo o aprender algo.

Y mira no intento decirte que a fuerzas hay que estudiar un idioma, arrancar un negocio o ponernos fit, mi intención no es agregar estrés a tu situación actual, pero que pasa si utilizamos esta experiencia para conocer más de nosotros y en una de esas hasta crecer.

No es lo que está pasando ni lo que estén haciendo los otros, es cómo nosotros hemos reaccionado y actuado en consecuencia, indagar con curiosidad y amabilidad cosas como el tiempo que tardamos en reaccionar, qué estamos haciendo al respecto, cómo nos hemos sentido, qué pensamos del futuro y como miramos nuestros retos.

A lo largo de nuestras vidas habrá otros tiempo desfavorables y convulsionados, está no es ni será la primera crisis que estemos viviendo, con suerte las futuras no serán tan drásticas, así que pondría venirnos bien investigar cómo es que actuamos en los momentos adversos, qué de nosotros nos ha gustado o qué nos gustaría que fuera distinto. No podemos hacer nada con la incertidumbre, pero si podemos incidir en la forma en la que lidiamos con ella.

Me encanta que como seres humanos tenemos la capacidad de transformarnos, a veces ocurre sin que incidamos en ello ya que pasa como una reacción a las circunstancias, yo hoy te invito a echarte una mirada sobre quién has sido en esta contingencia para que en conciencia seas la que dirija esa transformación a lo que tú decidas que sea. Esta situación también pasará y más allá de lo que paso recordaremos más la persona que fuimos en estas circunstancias.   

¿Y sí te conoces más?

¿Y si…sí?

He abierto un par de espacios para el programa individual “Ruta al Gozo”, si sientes que es para ti, aplica para tu visa al Gozo en este link.

Te comparto el vídeo de la semana pasada donde platiqué de dejar de esperar la ocasión perfecta.

Dejar de esperar la ocasión perfecta – El Gozo en tiempos adversos

Published by Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

%d bloggers like this: