El Gozo de las pequeñas cosas

Mi jardín se compone de un par de macetas, bueno ni siquiera creo que aplique…

Mi compromiso conmigo

Estoy de festejo. Cumplo tres años de publicar cada semana en este blog. 160 post…

He llegado a la pared de la pandemia

La pandemia está siendo una carrera de resistencia, esa en la que sin importar tu…

Gestionar mi crisis

Donde yo trabajaba tenían un equipo especializado en crisis; eran los servicios de más alto…

Lo dulce de lo amargo

Desde pequeña fui fanática del refresco. A mis cuatro años pedía que me sirvieran la…

Silencio interior

Siempre me ha gustado la sensación de sumergirme en el agua y conectar con ese…

Mantener la calma

Acostumbrada a preparar las palomitas en el microondas en menos de 3 minutos, me sorprendió…

Confiar en mí

Aun frente al Potala (palacio de Lhasa, Tíbet) no me la creía de haber llegar…

Esto también pasará

Hace un año viví el duelo de dejar mi trabajo corporativo, tras treinta años de…

La Louis Vuitton que no estrené

Estos días en casa he pensado en las veces que he reservado algo para grandes ocasiones, en el pasado fui experta en eso de “para cuando…”

5 cosas que aprendí en la cocina de la vida

Cuando me mudé de la casa paterna para vivir por mi cuenta me suscribí al…

¿Qué necesito para salir de esta situación?

Años coleccioné recetas de cocina, compré cuanto artículo culinario me deslumbraba y miré por horas…

La vida no está en pausa

El haberla celebrado ajustándonos a las circunstancias me mostró una vez más que la vida en esta cuarentena no está en pausa, la forma en la que estábamos viviendo fue la que se puso en pausa y quizá hasta en punto final, es posible que esa normalidad, a la que estábamos acostumbrados, ya nunca sea igual.

También tengo miedo

Rondaba los 14 años cuando tomábamos clases de natación en la Alberca Olímpica Francisco Márquez,…

Yo elijo

Cuando éramos bebés no podíamos elegir, nuestras mamás tomaban todas las decisiones por nosotros, tuvieron…

¿Y si lo mejor está pasando?

Estás loca, están pasando cosas horribles en el mundo y esas no son nada comparadas…

Mente ocupada

Tras volar de Myanmar tenía una escala de 10 horas en el aeropuerto de Tokio…

La certeza de la rutina

Viajar fue una de las formas que encontré para escapar de mis rutinas, muchas veces…

Conexión virtual en tiempos de virus

Mamá siempre me marcaba los miércoles para saludarme y preguntarme cómo estaba, la mayoría de…

Todo está bien

Intento escribir, me llega un mensaje advirtiéndome de los peligros del Covid-19, me distraigo con…

¿Y si dejamos de ser egoístas?

Imagínate si todos dedicáramos un poco de nuestro tiempo, energía y recursos en respondernos ¿Cómo puedo ayudar a otros? y actuáramos en consecuencia.