El Gozo de las pequeñas cosas

Mi jardín se compone de un par de macetas, bueno ni siquiera creo que aplique para llamarlo así. Mas bien en mi balcón tengo algunas plantas que han crecido conmigo y a lo mejor también podría decir que a pesar de mí jaja.

El otro día decidí que iba a dedicar un rato del domingo a jardinear. Ya sé, no aplica, pero es que me viene de familia, mi abue y papá disfrutan mucho eso actividad. El caso es que invertí un rato en limpiarlas, quitar las hojas secas y ponerle un poco de tierra nueva.

Esa actividad me trajo una paz y Gozo que me duró toda la semana. Una pequeña cosa que tuvo un gran impacto en mi vida. Esas que pasamos de largo y que en otros tiempos posponemos por las prisas de la vida. Este encierro voluntario me ha dejado un montón de aprendizajes, curioso que muchos de ellos ahí estaban, pero que no les ponía atención.

Entre las rutinas que me he construido en esta etapa de vida está las de hacer algo distinto los fines de semana. Darle a mi cerebro la instrucción de que es tiempo de hacer un alto en el trabajo y darme un espacio para descansar.

Y te confieso que frente a la tentación de tirarme a ver series me he motivado a hacer otras actividades, como la de las plantas. Otra cosa sencilla es hacerme mi pequeño spa en casa: mascarilla, tratamiento para el cabello, exfoliarme el cuerpo, manicure y culminar en un largo baño me dejan radiante y más en la parte emocional que física. Cocinar es otra como te había contado antes.

Detesto pensar que la vida se trata de grandes proezas. Me gusta descubrir que la vida se forma, construye y transcurre en esos pequeños momentos. Y que la felicidad es la suma de todos ellos y no solo los recuerdos de las grandes proezas.

Ahora que la vida nos ha invitado a bajar el ritmo es buen momento para conectar con esos pequeños momentos, con nosotros y con los otros.

De lo que he descubierto es que estás actividades me permiten estar presente, quizá con un poco de música de fondo o acompañada de una copa de vino estoy atenta a lo que estoy haciendo, lo que me ayuda también a poner un poco de distancia de la situación actual.

Y no es mi intención negar lo que sucede en el exterior, es sólo que poner toda mi atención o energía allá afuera me desgasta. Estoy haciendo lo que puedo por salir adelante y ayudar a los que puedo, pero salvo eso no encuentro otra forma de sumar a la situación. Por eso centrarme en estas pequeñas cosas que me generan Gozo me ayudan a cargar mi pila y centrarme.

¿Y si Gozas las pequeñas cosas?

¿Y si…sí?

La semana pasada en el serial de vídeos de El Gozo en tiempos adversos platiqué de ¿con quién es tu compromiso? aquí te comparto el vídeo:

¿Quieres más Gozo en tu vida? suscríbete a mi lista de correos. En ella podrás descargar el ebook “100 formas de nutrir tu Gozo”, tendrás acceso al contenido gratuito de suscriptores y recibirás cada semana mis “Misivas desde el Gozo” en las que comparto herramientas aplicables a tu vida diaria para disfrutarte más. Suscríbete aquí.

Author: Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.