Mirar distinto

Otra vez se rompió mi pulsera. Bueno, en realidad después de que se me rompió la pulsera que mis padres me habían regalado en mi cumpleaños (mira el post anterior) fui a comprarme una igualita. Si la primera pulsera se me había roto, ¿Qué me hizo pensar que si me compraba una nueva igualita noContinue reading “Mirar distinto”

%d bloggers like this: