No empujen el avión (¿o sí?)

Hace una semana volaba de vuelta a la Ciudad de México desde Nueva York en un vuelo de un poco de más de 5 horas, tan cansada de haber pasado los últimos días caminando la ciudad, que ansiaba subirme al avión para dormir todo el camino.

A mí también me tembló

Tembló y tembló muy fuerte en México, la sacudida fue tan enérgica que a todos nos dejó movidos: física y emocionalmente. Para algunos su mundo entero colapsó, se quedaron sin nada material o, más fuerte aún, perdieron a seres queridos. Esos que perdieron mucho están en nuestras mentes y oraciones todo el tiempo, nos hemosContinue reading “A mí también me tembló”

%d bloggers like this: