¿Paz mundial? o luz de la calle…

Estaba de vacaciones en la playa con mi familia, ese día después de desayunar me ofrecí a ir al supermercado a comprar los víveres para la comida. Mi madre y hermana mayor se apuntaron para acompañarme, mientras las esperaba me enteré que habría una meditación mundial en línea a la que me inscribí de inmediato.

Era una meditación por el planeta para elevar su vibración, una forma de contribuir a la Paz mundial, la cual tendría lugar en poco menos de dos horas. Mientras esperaba me dedique a compartir con amigos y conocidos la meditación, la promoví mucho ya que ¿quién no querría meditar por la paz mundial?

Y seguía esperando, mi mamá a su edad ya se mueve un poco más despacio que el resto de nosotros  por lo que estaba tardando en salir16, sumado a eso mi hermana mayor, que es muy despistada, también tardaba, no encontraba las llaves, no sabía dónde había dejado su bolsa, no encontraba la lista y demás, yo empezaba a desesperarme.

Trataba de mantener la calma, más yo creo que lo estaba haciendo muy mal, ya que en repetidas ocasiones ambas me dijeron “Adrix adelántate y te alcanzamos”. En todas las ocasiones les dije que no, que las esperaba pero mientras lo hacía empecé a presionarlas, a apurarlas, hasta a burlarme de que mi hermana no encontraba nada, así que me descubrí corriendo por llegar a tiempo a la meditación por la paz mundial mientras en mi casa y con mi familia estaba generando conflictos ¿?.

En México tenemos un dicho “luz de la calle, oscuridad de tu casa” y así estaba yo, llena de incoherencia, intentando contribuir al mundo generando conflictos en mi propia familia, en cuanto me di cuenta me detuve y en calma con mucho amor ayude a mi madre a alistarse, deje de burlarme de mi hermana y en conciencia decidí ser coherente y buscar mi propia paz interior para, entonces sí, contribuir a la paz mundial.

¿Y si eres coherente?

¿Y si…sí

Author: Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

One thought

  1. Es muy fácil desear el bien general y es muy enriquecedor apoyar muchas causas que enaltecen a la humanidad. Damos “like” a peticiones que buscan ayudar a personas en desgracia y/o conflicto, pero el verdadero reto es analizar nuestro entorno más cercano. Definitivamente la paz no está afuera, hay que buscarla dentro y ser Amorosos y tolerantes con los seres más cercanos. ¿Es fácil? NO.
    Me encantó el post porque me invita a proyectar un entorno más Amoroso para poder ayudar al mundo… desde mi interior.
    Arregla la guerra que llevas dentro, encuentra la paz en tu corazón y ofrece lo mejor de ti al mundo. Eso ayuda más que los “likes” en redes sociales.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.