¿Y si dejamos de ser egoístas?

Ayer me tocó hacer mi compra semanal de víveres, el supermercado al que acudo cada semana tenía una actividad inusual por las noticias actuales. Al llegar mi turno de pagar saludé a la cajera y le pregunté —¿cómo estás?— se sorprendió, llevaba todo el día cobrando con prisa y al parecer nadie se lo había preguntado, su respuesta fue —ha sido un día terrible— seguimos platicando un poco en lo que pasaba mis artículos.

Entiendo, estamos en tiempos retadores, en los que la mayoría andamos con angustia porque el futuro se vislumbra más incierto de lo habitual, estamos frenéticos por garantizar nuestra seguridad teniendo alimentos y recursos para solventar el tiempo que parece tendremos que pasar encerrados en casa, las redes están inundados de consejos sobre el trabajo en casa y en qué ocupar el tiempo libre, lo que veo poco es información o iniciativas para para ayudar a los que viven al día de su trabajo, a los que si no acuden no cobran.

Asumimos que todos viven igual que nosotros, con acceso a la tecnología para trabajar desde casa o tomar clases remotas, seguimos en nuestra burbuja donde nos olvidamos de ponernos en los zapatos de los demás y solo pensamos en nosotros, egoísmo le llaman.

¿Quieres tener paz mental? apaciguar el miedo y hasta bajarle a la ansiedad, aquí te va una idea: piensa en otros, en los menos afortunados. Imagínate si todos dedicáramos un poco de nuestro tiempo, energía y recursos en respondernos ¿Cómo puedo ayudar a otros? y actuáramos en consecuencia.

Creo en el poder de la meditación y la oración, pero me queda claro que cubrir el plano espiritual no es suficiente, en el físico también toca hacer comunidad para entre todos solventar estos tiempos.

En mi caso sigo pensando en lo que puedo hacer, ni Google me ha podido dar información, por el momento de las cosas que se me han ocurrido son frugalidad, es obvio que estos tiempos son complejos y pensar en sostener mi consumo habitual de alimentos solo me llevaría a vaciar el supermercado y dejar a otros sin alimentos, en seguirle pagando a la señora que me ayuda con la limpieza aunque no venga, en compartir la comida extra que tengo en casa. De momento no tengo muchas ideas más, reconozco que yo también había estado viviendo en una burbuja de privilegios sin mirar a otros.

Con este post me gustaría abrir la pregunta a todos, me consta que hay mucha gente ingeniosa, basta ver tanto meme del tema, estoy segura de que entre todos podemos encontrar formas de ayudar y empezar a dejar el egoísmo en que hemos vivido tanto tiempo.

¿Y si dejamos de ser egoístas?

¿Y si…sí?

Si tienes alguna idea me encantaría escucharla, escríbeme para platicarla a adrix@coachadrix.com

Author: Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.