Crecer es opcional

Hace dieciséis años desperté de una operación de más de 5 horas en la que me extirparon un tumor canceroso, para mi fortuna estaba encapsulado y tras la operación no hubo secuelas, cualquier pensaría que tras una noticia de esa magnitud y el riesgo a mi salud implementaría cambios de inmediato para mejorar la calidad de mi vida, pero no fue así.

Los años pasan y eso sólo nos garantiza que estamos envejeciendo, crecer es opcional, en el primero no hay mucho que hacer, nuestro cuerpo reacciona al paso del tiempo, a lo más que podemos aspirar es a incidir en la vejez a la que aspiramos, para crecer requerimos de un montón de elementos, empezando por tener la intención de hacerlo.

Para algunos una fuerte situación de vida como la muerte de alguien cercano, un accidente y una enfermedad los lleva a dar un giro de 180 grados en su vida en poco tiempo, toman esa experiencia para impulsarse a crecer y colocarse en un mejor lugar.

A otros nos lleva un poco más, el cambio viene de a poco, tardamos en que nos caiga el veinte como decimos en México, en mi caso me ha tocado indagar y experimentar mucho para crecer, ir sumando vivencias para no ser la misma que cuando tenía cuarenta o treinta, en realidad ni siquiera soy la misma de hace unas semanas, todo lo que está sucediendo en mi país me está haciendo girar el cerebro y replantearme muchas situaciones o creencias que tenía desde pequeña y que hoy son caducas.

En otros casos toca que de gota en gota se llega hasta la que derrama el vaso y se imponen cambios radicales, queramos o no. Vuelvo a la situación de mi país, los eventos estaban ahí, pero yo como muchos, no comprendíamos la gravedad y urgencia de estos.

Para crecer hay que deshacernos de aquello que ya no nos funciona, incluso si por años fue eficaz, a veces es muy evidente cuáles son esas coas, otras más requerimos que alguien desde afuera e imparcial nos ayude a identificarlos.

Hoy como país nos toca hacer el esfuerzo de crecer y rápido, este incluye incomodarnos, hacer lo que habitualmente no hacíamos, dejar la indiferencia de que como yo estoy bien no importa cómo se encuentren los demás, toca involucramos a todos, toca como decíamos en la primaria: un, dos, tres por mí y por todos mis compañeros.

¿Y si crecemos juntos?

¿Y si…sí?  

Si quieres recibir el post de la semana junto con más información puedes suscribirte aquí.

Author: Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.