La paz empieza por mí

La paz empieza por mi.

En los últimos meses evito leer periódicos y ver noticieros, eso me complica estar informada sobre lo que pasa en el mundo, pero me permite cuidar lo que dejo entrar a mi mente y mi corazón. Las noticias que me llegan me alarman. Al parecer estamos al borde del caos provocado por los gobernantes como si yo no tuviera nada que ver en ello.

Y no, no es que yo sea parte de alguna autoridad, pero algunas de mis acciones cotidianas suman al entorno de conflicto. Hay días que hasta ando en guerra conmigo y me desquito con el que va pasando, entre otras acciones que me hacen olvidar que, la paz empieza por mí. Si, yo también culpo a los que están a cargo de gobernarnos sin reconocer como sumo a la contienda mundial, a veces sin darme cuenta y soy testigo de actos de otros, que de igual forma no fomentan la paz.

Hace poco estuve en una cena con unos amigos en donde predominaba la burla sobre el comportamiento de los otros, confieso que me costó trabajo mantenerme callada y no sumar a las mofas, pero lo que más me sorprendió fue que cuando me atreví a pedirles que no se burlaran de unos temores que yo había expresado (poner límites le llaman), la respuesta fue, que eso no era burla, que ellos así se llevaban. Ya te había contado sobre esto en violenta yo.

A veces me asusta leer los comentarios en redes sociales, donde parece que pensar distinto al que publica nos da el derecho de insultarlo, descalificarlo y pitorrearnos. No solo de las palabras que escribió, sino hasta de la persona o su familia. El Internet está plagado de imágenes donde nos burlamos de los gordos, los feos, los flacos, los chaparros, todo sumando a que se convierta en una forma natural de actuar, a que normalicemos el conflicto, lo que hace sentido que escale a nivel global.

No pretendo que todos practiquemos un estado Zen extremo donde la emociones como el enojo no se produzcan. Eso me parece que nos aleja de nuestra calidad de seres humanos, hablo de la gestión que hacemos del enojo, lo sé porque muchos años mi propio enojo, conmigo y con el mundo, me hicieron criticar y burlarme de otros.

Hace mucho que dejé de hacer propósitos de año nuevo, pero en este tengo claro dos cosas que estoy determinada a cumplir: menos opiniones (más si no son pedidas) como te conté aquí y evitar la burla a burla/crítica mordaz , empezando por mí, porque yo no dirijo ningún país, pero mi granito de arena contribuye a la paz mundial.

¿Y si empiezas por ti?

¿Y si…sí?

Author: Coach Adrix

Life Coach, Coach Ejecutivo y Team Coach - Viajera empedernida - Embajadora del Gozo n

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.