Mi viaje de revancha

Este verano realicé mi viaje de revancha. Como muchos me encontraba cansada del encierro y de los eventos adversos que han estado sucediendo al grado de que me decidí a viajar a un lugar al que le traía muchas ganas y que había estado posponiendo. Yo no sabía que eso era un viaje de revancha ni que me haría pensar en las ventajas de virar a una vida de revancha.


La revancha tiene una connotación negativa sin embargo esta habla de restaurar una pérdida y de compensar un daño recibido. Por lo que queda en ti usarla a tu favor.


En el caso de la industria del turismo descubrieron que desde el 2021, cuando se empezaron a abrir algunos destinos, registraron una recuperación acelerada. Vieron que la gente decidió no aplazar más el visitar esos destinos que han deseado por años además de incrementar la inversión en esa travesía. Muchos intentan recuperar el tiempo perdido por el encierro saliendo a recorrer el mundo y a este boom es a lo que han decidió llamar viaje de revancha.


Hace sentido tras todo lo que hemos vivido y que por desgracia el futuro no suena nada alentador. Entre guerras, cambio climático, recesión y un largo etcétera los años por venir se presagian como inciertos. Por eso mejor aprovechar de una vez antes de que algo pase.


Así fue como iniciando este 2022 y tras darle algunas vueltas le escribí a una amiga viajera. Bastó con decirle —Y sí ahora sí vamos a Islandia— para que pusiéramos el plan en marcha. Ese era un destino ya platicado que sin saberlo nos llevaría a experimentar muchas cosas nuevas de gran intensidad, tal cual un viaje de revancha.


Actividades como visitar varios glaciares. Bajar 35 metros en el túnel de lava en el que se inspiró Julio Verne para escribir “Viaje al centro de la tierra”. Estar dentro de una cueva de hielo con todo y los “yaktrax” (picos para caminar sobre hielo). Andar sobre playas de arena negra, con cristales de hielo y formas basálticas. Recorrer kilómetros de carreteras llenas de paisajes que parecen más a la superficie lunar que a la tierra por aquello de todas las erupciones volcánicas que han experimentado. Empaparme en múltiples y diversas cataratas como la de Seljalandsfoss que mide 60 metros. Comer pan recién horneado dentro de la tierra con energía geotermal a una temperatura de 100 grados centígrados. Bañarme en tres piscinas distintas de agua termal que ofrecían paisajes fuera de este mundo. Eso sí, no pude ver ningún Elfo, aunque si varias de sus casas.º2e º


Aunque parecería que todo esto sucedió en semanas lo increíble es que solo fueron nueve días de travesía. Tiempo que se pasó volando y que solo el cansancio en el cuerpo daba acuse de lo vivido. Me bastó el primer día en ese lugar para salir del letargo en que me había sumido el confinamiento.

Nada es ciento por ciento bueno o malo.

Por más que algunos intentan polarizarnos cada experiencia nos ofrece la oportunidad de encontrarle lo positivo aún a lo advero. El confinamiento nos dio la posibilidad de mirar nuestra cotidianeidad de forma distinta por lo que ahora nos vendría bien virar a nuestra “vida de revancha”.


Esa en la que dejas de criticarte, de pelearte contigo, de compararte con otros, en la que ya no te quedas en un trabajo que no te gusta ni en una profesión que ya no te entusiasma ni te ofrece retos. En la que tomas la decisión de sentirte a gusto contigo, a reinventarte profesionalmente y dedicarte la segunda mitad de tu vida no solo a lo que te genere dinero si no también gozo y un propósito.


Basta con que tomes la decisión para empezar este camino. No va a suceder de un día para otro, lleva tiempo como planear un viaje. Desde que escoges el lugar, armas el presupuesto, defines la ruta y hasta que llega el día en que tomas el transporte que te llevará a ese nuevo destino.


Una vida de revancha en la que sin importar tu edad te amas sin condiciones, trabajas en lo que te emociona al grado de no volver a pensar en el retiro. En la que dejas de posponer ese cambio que tu corazón anhela.


¿Y si viras a una vida de revancha?


¿Y si…sí?ç


Tu segundo aire profesional

 

"5 bloqueos que no te permiten reinventarte profesionalmente cuando estás por llegar a los 50"

Descarga el e-book

Author: Coach Adrix

Soy Coach Adrix, te acompaño a conectar con tu segundo aire profesional,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.