Reinventarse con Gozo

Reinventarse con Gozo

Nací al final de la década de los sesentas, al inicio de esta la esperanza de vida era de 52.5 años. Edad que cumpliré en unos cuantos meses. Desde esos tiempos las cosas han cambiado tanto que si algo distinto no me sorprende puedo estar por acá otros 20 más y sí me aplico hasta continuar siendo productiva.

Con esos antiguos pronósticos hacia sentido que una vez que elegías una profesión u oficio te dedicaras a ello de por vida y de preferencia en el mismo lugar. Por ahí de mi aniversario 15 en la empresa en la que trabajaba, ejerciendo mi profesión de Contador Público, pensé que me jubilaría ahí y que quizá tendría que ir pensando en algún pasatiempo para lo que me quedara de vida.

Entre otras cosas esa inquietud me llevó a certificarme como Coach ejecutivo y luego de vida. Lo que sería el pasatiempo de mi vejez se convirtió en una pasión más grande que la de los números. Y no fue que me dejaran de gustar, es solo que hubo algo que me gustó más y que cuando caí en la cuenta de que esa nueva profesión la podía desempeñar por al menos unos veinte años tomé la decisión de hacer un cambio. Además de que en el camino he seguido descubriendo nuevas pasiones hasta para escribir mi primera novela.

Sin que fuera un propósito consciente me reinventé. Y no lo era porque la palabra reinvención no me encanta. La siento como si se tuviera que empezar de cero ignorando o desechando todo lo que hemos sido o hecho y en mi experiencia no ha sido así.

Sucedió de una forma natural, armónica y con Gozo. Eso sí, requirió de en su momento ir tomando las decisiones pertinentes. Sé que no soy la única, conozco a varias exitosas ejecutivas en grandes corporativos a las que les gusta su trabajo, pero han descubierto otros intereses a los que quisieran darle más cabida en su vida y que no acaban de animarse a hacer un cambio.

No hay formula, algunas se lanzan de lleno en cuanto toman la decisión otras, como en mi caso, nos toma años y contar con un plan financiero que nos soporte. Si es tu caso mi recomendación sería que lo hagas con la que te funcione a ti, la que se ajuste a tus personalidad y circunstancias, para lo cual es requisito conocerte bien para que puedas reinventarte con Gozo en lugar de padecerlo.

Nacemos con múltiples talentos e intereses por lo que ceñirnos toda nuestra vida, y con tantos años por delante, a uno solo no hace sentido. Si todavía hay planeta, la vida de todos se va a alargar. No por nada en muchos lugares se están planteando elevar la edad de jubilación acorde no solo con la esperanza de vida sino también que muchos a los 65 todavía tienen ganas y empuje para seguir siendo productivos.

Ojalá la edad deje de ser una limitante en estos tiempos, tanto para los que tienen ganas de dar el paso como para que allá afuera se les brinde esa oportunidad. Más en estos tiempos en que el bicho está retando a muchos en el terreno laboral.

¿Y si te reinventas?

¿Y si…sí?

Author: Coach Adrix

Soy Coach Adrix, te acompaño a conectar con tu segundo aire profesional,

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.