¿A quién sigues?

¿A quién sigues?

Recuerdo que mi fascinación por viajar se acrecentó en mis clases de historia de la secundaria. La pasión con la que el profesor nos compartía los sucesos relevantes de ciertas ciudades me hacía soñar con algún día estar ahí. Estaba tan encantada que aun siendo una estudiante mediocre obtuve la máxima calificación en esa materia y un reconocimiento especial del maestro sobre no requerir motivación para estudiar.

En eso se equivocaba, mi mayor motivación estuvo oculta para él, pero para mí no pasó desapercibida y el logro lo repetí en la clase de geografía. Después, cuando tuve la posibilidad, se materializó en viajes en los que conocí muchos de esos países de los que me había intrigado su historia.

De forma natural ponemos nuestra atención en lo que nos interesa e inspira. No es casualidad que miremos ciertas series o películas o leamos ciertos libros. Todas nuestras acciones hablan por nosotros, nos demos cuenta de ello o no. En el pasado estos personajes a quienes seguíamos se reducían a los famosos que obtenían grandes logros. Hoy puede ser cualquiera.

No es casualidad a quien sigues y que te inspira a hacerlo. Incluso si fuera porque no te cae bien o te genera malestar, eso también habla de ti. En el pasado estos personajes se remontaban a los famosos que obtenían grandes logros. Hoy puede ser cualquiera.

En el coaching hay una figura que usamos mucho y que sirve para impulsarnos a alcanzar nuestros sueños: el modelaje. En ello buscamos a personajes que hayan concretado metas como las que nosotros deseamos alcanzar, sus pasos nos sirven de guía para incorporarlos en nuestro camino y conseguir lo que nos proponemos.

Además, permite que nuestro cerebro sepa que es posible. El solo saber que –si tú puedes, yo puedo– nos permite derribar esas barreras que nos han estado deteniendo para conseguirlo.

Claro que en esa disciplina esta figura se usa en conciencia. Se revisa y determina muy bien a quien se usa de “role model”. El riesgo de estos tiempos es que quizá estamos copiando conductas o estrategias de figuras que en lugar de sumarnos nos restan.

Por eso la reflexión de hoy se enfoca en revisar a quien sigues y qué impacto están teniendo en tu vida. En particular si eres de los que pasa mucho tiempo en redes y eres hasta de los que hablan de la vida de esas figuras que sigues como si conversaras con ellos de forma regular.

A veces olvidamos que nuestra vida es eso que hacemos repetidamente, ya te contaba de ello en este post. Ignoramos que algunas acciones que ya ni notamos nos impactan al grado de moldear nuestra vida.

 ¿Y si analizas a quién sigues?

¿Y si…sí?

¿Sabes qué es posible sentirte a gusto contigo? Eso se llama Vivir en Gozo.

Es cuando te sientes a gusto en tu propia piel, tan a gusto que convives en armonía contigo y vives la vida de acuerdo con tu propio guion.

En el programa Ruta al Gozo nos concentramos en encontrar el orden en tu mente, conectar con tus emociones y trabajar en tus sueños. Aquí la información.


Agenda una sesión de valorización sin costo para descubrir como este programa de coaching con un aire de mentoría te acompaña en tu transformación. link

Author: Coach Adrix

Soy Coach Adrix y te guío al viaje más fascinante: ir a tu propio interior para reconciliarte contigo, conectar con el gozo de sentirte a gusto siendo tú y disfrutar la vida que has creado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.