50 motivos para viajar

Este no es un blog de viajes, más como viajera escribo mucho de ellos, celebrando mis cincuenta años y mi visita al país cincuenta te comparto mis 50 motivos personales para viajar:

  1. Inspirarme, aires nuevos me genera nuevas ideas.
  2. Divertirme, por el placer de viajar.
  3. Concéntrame en el presente, todo distinto me obliga a estar en presencia de mí, no hay piloto automático y vivo el hoy.
  4. Para estar conmigo, como te conté aquí, lo que sea que estás buscando, viajando lo encontrarás.
  5. Retarme, en cada viaje hay que resolver de forma constante y con poco tiempo.
  6. Conocerme, a más distancia mayor conocimiento de mí. En mi viaje favorito te conté de ello.
  7. Salir de la rutina, soy una mujer de demasiadas rutinas así que viajar me permite romperlas.
  8. Caminar y llegar a mí, escribí de ello en viajo para sufrir (y además llegar a mí).
  9. Cumplir metas, como conocer mi país número 50, ya sabes #50enlos50tas.
  10. Huir, si, aunque no me guste es una manera de alejarme.
  11. Tomar distancia, uff el viaje ayuda a ver desde lejos, literal, viajar te regala distancia.
  12. Conocer la historia de boca de quienes la vivieron o como la vivieron su padres o abuelos.
  13. Retar a mi paladar y cerebro con otros sabores (activar neuronas).
  14. Para practicar paciencia, aquí los detalles viajar te regala paciencia.
  15. Ecualizar mi sensación de clima, frío en mi casa porque en otro lugar la misma temperatura es motivo para salir a tomar el sol en shorts.
  16. Despegarme de las redes sociales, fuera de mi país el Internet lo uso con moderación y suma a estar en presencia.
  17. Mirar el street style, cómo visten los locales no lo que digan las revistas o influencers.
  18. Cambiar de ideas, escribí de ello en solo son ideas y las ideas se pueden cambiar.
  19. Aprender idiomas o al menos escuchar otros y aprender algunas palabras, eso también hace girar a mi cerebro.
  20. Sellar el conocimiento sumado la emoción, no es lo mismo leerlo en un libro que estar en el lugar donde las emociones amarran el aprendizaje.
  21. Abrir mi cerebro a otras formas de vivir, como lo viví en el Yukón me abrió el cerebro.
  22. Conocer gente nueva, hasta de mi propio país, he hecho amistades en India o en Canadá que nos frecuentamos en México.
  23. Valorar a mi país.
  24. Aprender de flores y plantas que se ven como las de mi país, pero son distinta o que acá no se conocen.
  25. Ver cómo reacciono en situaciones adversas, ya sabes.. un vuelo cancelado o perderme.
  26. Aprender a confiar en otros, aquí mi historia viajar acompañado te regala confianza.
  27. Agarrar nuevo impulso, si ando con mente quemada (burn out) o cuerpo cansado de la rutina diaria.
  28. Reflexionar, en particular en el tiempo de vuelo o caminatas.
  29. Celebrar o como dicen: Si estas feliz, viaja para celebrar, si estas triste, viaja para olvidar.
  30. Evaluar mi capacidad de simplificar, empezando por la maleta y vivir solo con eso por determinados días, recién compartí el viajar ligero.
  31. Experimentar libertad al máximo.
  32. Extrañar a mi familia y amigos, en la distancia los aprecio más y al volver me dan muchas ganas de pasar mucho tiempo con ellos.
  33. Subirme a un avión y maravillarme por la tecnología que nos permite volar.
  34. Para hacer una pausa en mi vida y hasta generar un nuevo giro, algo así como reinventarme.
  35. Encontrar recursos personales nuevos, como te conté aquí viajar sola.
  36. Hacer cosas que no hago comúnmente, como el parapente, globo o navegar en una lancha rápida.
  37. Extender mis límites, te cuento más en un mundo de posibilidades.
  38. Visitar viñedos y admirar las diferentes uvas del mundo.
  39. Conocer más de mi familia y mi cultura, al visitar los lugares de dónde provienen aprendo más de ellos.
  40. Acelerar experiencias como la de las viajeras también lloran.
  41. Trabajar con el miedo, al viajar surgen muchos miedos, así que tengo la oportunidad de indagar lo que hay detrás de ellos y aventarme.
  42. Convivir en armonía con otros y ser un pasajero amable.
  43. Confirmar que las diferencias de razas, religiones, idiomas, etc. son imaginarias, todos somo seres humanos y nos parecemos más de lo que nos imaginamos.
  44. Reconocer que somos un mismo planeta, que la tierra es la casa de todos y que si la cuido en mi país aplica igual a cualquier parte del mundo.
  45. Llevarme al extremo y estirar la liga, aquí te conté de ello viajes extremos.
  46. Cuidarme, al estar en un lugar lejano, donde no conozco el idioma me cuido de no enfermarme o exponerme para evitar situaciones adversas.
  47. Exponer a mi ser introvertido, ni modo que no pregunte o haga platica para conocer más.
  48. Porque soy una excelente compañera de viaje, ahora porque antes… compañera de viaje infernal
  49. Incomodarme, salir de mi zona de confort.
  50. Para llegar al Gozo.

Cuéntame de los tuyos.

¿Y si viajas?

¿Y si…sí?

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.