No soy la misma

Cuando toca reinventarnos Mi año calendario, que está por concluir, ha sido uno de los…

Menos es más

Hace unos días entro en vigor en la Ciudad de México la prohibición de producir…

No, no hago dieta

Tiempo atrás, de las doce uvas que me comía en la cena de fin de…

¿Y si es mejor?

Las noticias en mi país y en el mundo no son muy alentadoras, al parecer…

Son mis arrugas y mi cuerpo

A mi edad es natural tener arrugas, las veo como parte del proceso de la…

Es posible

Años pensé que la única forma de generar ingresos sería trabajando en una empresa con…

Yo contamino

Hasta no hace mucho nunca me pregunté a donde iba toda la basura que produzco.…

Viajar te regala distancia

Contaba con cuatros años cuando nos montamos cinco adultos y cinco niñas en el recién…

Cambios, cambios

Cambios cambios

Llegar a los 50 y empezar a envejecer

Hay días en los que temo envejecer, es una preocupación un tanto ilógica ya que…

Canas libres

Hace seis meses que no me tiño el cabello. No recuerdo cuando fue la primera…

Calma

A cinco minutos de que terminará la clase, yo empezaba a guardar mis plumas, cerrar…

Las estructuras colapsan

Al ver las imágenes de la aguja y el techo caer pensaba que a veces las estructuras, incluso las mas antiguas, bellas y fuertes colapsan. Según los reportes iniciales la parte medular de la construcción se mantuvo y habrá posibilidad de reconstruirla.

Solo son ideas y las ideas se pueden cambiar

La primera vez que viajé sola estaba tan asustada que esa noche al cerrar la puerta de la habitación me asusté muchísimo de ver a una persona en mi habitación, mi grito inicial se convirtió en risa nerviosa cuando descubrí que a quien había visto era a mí… reflejada en el espejo.

Sonríe, sólo sonríe

Qué bonito llegar a un país y que cuando te bajes del avión todas las personas te reciban con una sonrisa y un “bienvenida a Guatemala”. Francamente eso lo pone a uno de muy buen humor, me hicieron sentir como si me estuvieran invitando a pasar a su casa. De momento no puedo recordar algún otro lugar donde me pasara algo similar.

No empujen el avión (¿o sí?)

Hace una semana volaba de vuelta a la Ciudad de México desde Nueva York en un vuelo de un poco de más de 5 horas, tan cansada de haber pasado los últimos días caminando la ciudad, que ansiaba subirme al avión para dormir todo el camino.

¿Y si empiezo por mí?

“No sabía por dónde empezar, así que empecé por mi” hace como un año leí esta frase. Confieso que desde entonces ha rondado mi mente y que en diferentes ocasiones y contextos la he compartido en redes sociales, sin embargo, hasta hoy entendí el poder de la misma.

A propósito de la edad y de envejecer

Me gusta mucho caminar, por placer, ejercicio o como una forma de meditar. Cuando camino…

Que nos vaya bien

Y principalmente deseo que tu estés bien, porque ese es el mejor regalo y contribución que puedes darle al mundo.

Ya estoy aquí, ¿Qué hago ahora?

Hace un par de meses mi hermana Renatta, quien por cierto es una muy buena psicóloga me…

Expandiendo límites

Creo que ahora si vi claramente como expandí mis límites. Estaba en el aeropuerto de…